El monopolio del juego o los dueños del juego?

Lo que les comparto es una investigación periodística realizada por los periodistas Fabián Werner y Pablo Alfano llamada LOS DUEÑOS DEL JUEGO

Si bien es del año 2011 muestra claramente el accionar de LA BANCA, y como ha ido tejiendo una madeja de beneficios y poder a lo largo de los años en nuestro Pais

Consta de varios capítulos pero los dos resumidos a continuación son los mas relevantes a mi juicio

Cámara de Juegos Oficiales de Azar (CAJOA)

A finales de 2009, se preparaba el lanzamiento de la denominada “megalicitación” para habilitar el ingreso de capitales privados en el negocio de la explotación del juego en todo el país. Varios empresarios que controlan casi todo el mercado de las apuestas también preparaban su movida

Un nuevo escenario en la política de control y gestión del juego por parte del Estado requería también un nuevo posicionamiento de los empresarios, y la estrategia tenía que ser otra. Así fue, entonces, que luego de numerosas reuniones se llegó a un acuerdo para coordinar de la manera más amable las distintas estrategias comerciales. Para ello, se resolvió conformar una cámara que reuniera a la mayoría de las empresas que se dedican a la explotación de los juegos de azar en sus distintas modalidades legales

La CAJOA está registrada desde 2009 como integrante de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), que tiene como misión “velar por el interés general del comercio, los servicios y todo el sector privado de la economía nacional”

La CAJOA era presidida por el empresario Roberto Palermo, quien también funge como presidente de la red de cobranzas Abitab (la más grande del país, con más de 450 sucursales en todo el territorio nacional), de la Banca Privada de Quinielas y de la empresa Gadamix SA, concesionaria de la nueva sala de juegos que se instalará en la ciudad de Florida (ubicada en el centro geográfico de Uruguay).

Desde ese tiempo hasta ahora se habla de la existencia de un probable “pacto colusorio”, dos figuras que pueden distorsionar de manera grave el funcionamiento del libre mercado de los juegos de azar.

Esta situación empresarial en la que una empresa controla la gran parte de la producción en un mercado, o un acuerdo entre dos o más empresas pertenecientes a un mismo sector. Varias pueden ser las intenciones de ese acuerdo, y entre ellas pueden mencionarse las de reducir o eliminar la competencia dentro de un mercado, en el que “operando” cada empresa por separado aumentaría la competencia entre las distintas compañías, establecer un mayor control sobre la producción, y por tanto de la oferta en el mercado o alcanzar un mayor poder de mercado y un “sobre beneficio” en perjuicio de los consumidores (en este caso, los apostadores).

La Ley No 17.243 del 29 de junio de 2000 es la que dicta las normas sobre defensa de la competencia, y dispone en su artículo 13 que “las empresas que desarrollen actividades económicas, cualquiera fuere su naturaleza jurídica, están sujetas a las reglas de la competencia, sin perjuicio de las limitaciones que se establecieren por ley y por razones de interés general (artículos 7o y 36 de la Constitución de la República) o que resulten del carácter de servicio público de la actividad de que se trate”.

“Su principal función no es desarrollar actividades económicas por sí mismas, sino organizar y coordinar la actividad económica de sus miembros, y defender los intereses de los mismos. Por lo tanto, en un plano teórico, podrían caber dudas si son las decisiones de las asociaciones de empresarios las que afectan la competencia; o por el contrario, la anticompetitividad resulta de las conductas llevadas a cabo por sus integrantes, cuando dan cumplimiento a las decisiones gremiales”

Hugo Hargain La Justicia Uruguaya”, tomo 124, de setiembre/octubre de 2001
https://lagrietauy.files.wordpress.com/2012/09/los-duec3b1os-del-juego-capc3adtulo-2-la-cc3a1mara1.pdf

La Megalicitación

A la Licitación Pública Internacional No2/2009 que se realizó en octubre del año 2009, conocida como “megalicitación”, se presentaron 15 ofertas de distintas empresas privadas. Su objetivo era instalar salas de juego con slots o casinos en 12 localidades diferentes de Uruguay.

Producto de este procedimiento ninguna de las 15 ofertas resulto beneficiaria en los diferentes Departamentos donde se proponían establecerse

Resulta difícil entender cómo empresas que se presentaron a una licitación y no lograron acceder a la explotación del negocio luego alcanzaron su objetivo mediante otros mecanismos legales. Según varias fuentes vinculadas a los juegos de azar consultadas para este trabajo, lo que ocurrió podría compararse con un inmenso fiambre que no pudo ser vendido de manera completa, al por mayor, y que ahora sí es comercializado y distribuido en “fetas o rebanadas”, es decir en concesiones puntuales.

Un ejemplo de esto fue el de la empresa Gadamix SA y su presidente es Roberto Palermo, y su sala en el Departamento de Florida

https://lagrietauy.files.wordpress.com/2012/09/los-duec3b1os-del-juego-capc3adtulo-3-la-megalicitacic3b3n.pdf