La Banca: Un monopolio de otra época (desde 1943)

La Banca de Quinielas es una empresa privada,  que ha detentado el monopolio del juego de la Lotería, Quiniela, 5 de Oro, , Supermatch, etc, por casi 100 años, en un negocio que factura millones de dólares por año. 

La Banca es un socio que no le paga nada al Estado y a cambio tiene el monopolio en la explotación del juego. Todas las utilidades provenientes de esos juegos van a la Banca íntegramente. 

Por lo que es una sociedad extraña la que por décadas ha tenido el Estado con la Banca, y particularmente inconveniente para el socio que realmente tiene el monopolio, La Banca solo paga impuestos; los mismos que pagan todas las empresas en Uruguay, e incluso los trabajadores a través del IRPF. 

Ya no es posible mantener monopolios de empresas privadas en pleno siglo XXI. No es posible que los concesionarios de juego en Uruguay no le paguen nada al Estado. Todos sin excepción deben pagar un canon o participación al Estado, les vaya bien en el negocio, o no. El riesgo lo deben correr los privados, esa es la razón para concesionar.  

Se debe terminar con los monopolios de empresas privadas de juego en Uruguay y abrir la actividad a la libre competencia, mientras, el Estado uruguayo debe recibir la participación económica que le corresponde porque pone la parte más importante en la sociedad: la autorización para que se explote una actividad reservada solo al Estado como es el juego. 

¿Porqué no abrir a la libre competencia de privados a la Quiniela, Lotería, juegos como el 5 de Oro la Tómbola, el Supermatch, el Gordo de fin de año, ¿etc? Seguramente el Estado recibiría mucho más que lo que recibe hoy…. que es cero, y así poder destinarlo a las actividades básicas como salud, seguridad, educación.

Lo peor de todo es que muchos uruguayos piensan que están jugando con el estado pero en realidad lo hacen con un privado